Prima la puja de intereses entre ediles y candidatos en Salta

Ediles y candidatos son parte de una máquina que bloquea toda reivindicación de los trabajadores. Agenda de intereses.

Hemos visto todos estos años como la pelea de intereses mezquinos aplasto toda reivindicación para los trabajadores. Si bien los intereses de las partes tienen sus diferencias, sus representantes olvidan esta grieta en la exposición. El Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta está presidido por Ricardo Villada, este romerista afín a la gestión de Gustavo Sáenz es uno de los que se negó a realizar una auditoría del organismo.

Resulta que este cuerpo deliberativo fue presidido anteriormente por Tomás Rodríguez, diputado cercano al kirchnerismo salteño. Tras esto ediles del Partido Obrero buscaron que se dé a conocer cuál fue el destino de los fondos. Incluso los referentes del macrismo local han rechazado la posibilidad de que los ciudadanos conozcan que hay detrás de los “gastos reservados” del Concejo.

De esta manera los mismos que hablan de grieta y constantemente intentan diferenciarse de los otros grupos de poder, encontraron puntos en común. Así mismo el concejal David Leiva, otro engranaje de esta maquinaria, fue contra los artistas donde dejo ver su prioridad para con los intereses de los mismos círculos de poder.

Intentan renovar las bancas defendiendo con el mismo criterio a los que concentran el poder. Matias Assennato, candidato del Frente Plural, supo cambiar de partido sin dejar de lado el mismo objetivo. Gastón Galindez y Frida Fonseca al igual que Assennato dejaron atrás el proyecto K para saltar al bando del intendente Saenz.

Es muy importante llevar a los diferentes cuerpos legislativos las consignas de todos los ciudadanos que son las mismas que defienden los trabajadores. Solo así se podrá instalar una agenda acorde a estas reivindicaciones y acabar de una vez con la maquinaria del poder.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario