Radicalismo dividido, ganancia de “salvadores”

La Unión Civica Radical se muestra a favor de las políticas implementadas por el gobierno nacional pero se despega de sus candidatos a nivel local.

El presidente de la UCR en Salta celebró en el 2015 el triunfo de Mauricio Macri. De algún modo el productor de vinos se mantuvo ligado a este sector. Previo a las PASO el escenario de este histórico partido quedo diezmado en un reparto de intereses poco decoroso.

Miguel Nanni autoridad del radicalismo en la provincia y diputado nacional es objetivo de un abanico de acusaciones. Desde estos sectores no apoyaban concretamente la candidatura de Martin Grande en el espacio Cambiemos. Por cuanto el primer sector de la UCR más allegado al PRO criticó al legislador.

Más atrás la salida de Matias Assennato y otros personajes de la política, creadores del Frente Plural, aseguran que esta fue a raíz de los acuerdos entre Nanni y Juan Carlos Romero, ex gobernador de Salta. Según lo explicaron fuentes cercanas a esta fuerza tanto el diputado como el actual senador comparten un poco más que la pasión por el vino cafayateño.

Bettina Romero, candidata a diputada en Salta Nos Une, no pudo superar a Miguel Nanni en las elecciones de 2015 donde este se convirtió en diputado nacional. En ese momento desde todos los sectores que acompañaban a Cambiemos levantaron la imagen del líder radical. Hasta el momento sus mismos compañeros de fuerza esperan una respuesta a los faltazos que pegó en las votaciones del último año legislativo.

En este escenario el radicalismo atomizado no puede ser más beneficioso para el oficialismo provincial como lo es para el Partido de la Victoria. En Salta la grieta se trazó dentro de la fuerza Cambiemos y tiene nombre de vino.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario