Impresentables de ayer, hoy y siempre: los flamantes funcionarios del Gobierno Nacional

La nueva gestión de Alberto Fernández inició el desembarco de nuevas autoridades en nuestra provincia y otras no tan nuevas, en gesta de los históricos caciques.

El nuevo mapa de autoridades definido por el Gobierno Nacional comienza a marcar la cancha de en la Provincia de Salta, pero todo parece indicar la presencia de otras figuras orquestando los nombramientos. Los primeros en anotarse fueron la parejita Gonzalo Quilodran y Pamela Ares quienes ya son, en el caso del primero integrará el directorio del ENACOM mientras que su pareja ya ostenta el cargo de coordinadora de Políticas Sociales, a cargo de la postergada tarjeta alimentaria.

A la hora de consultar quien estaría por tras de estos nombramientos las opciones que se presentan son varias, por un lado las miradas caen sobre Lucas Godoy, fiel heredero del trono que poco a poco va dejando su padre, Manuel Santiago, uno de los principales caciques del PJ en la provincia. Esto cobra vigencia con la designación de José Vilariño al Fondo Especial del Tabaco, el siempre funcionario polifuncional y adaptable a cualquier cargo que condujo la accidentada campaña del Frente Todos en Salta, obtuvo su premio en la nómina del Gobierno Nacional.

El ANSES no correría una suerte diferente, los puestos de jerarquía en este organismo ya tienen militantes encolumnados. Susana Aramayo, reconocida por su relación con la actual senadora Nacional, Nora Giménez ocupará la UDAI Norte, mientras que la UDAI Sur quedará en manos de Marcos Vera, todos referentes de La Cámpora.

Del mismo semillero surgieron los nombres que tendrán su placa en la puerta de sus oficinas en el PAMI. Las respuestas a los jubilados deberán ser dadas también por funcionarios militantes, Verónica Molina será la directora del organismo y será secundada por Diego Albornoz. Hasta aquí las diferencias con el ordenamiento político del gobierno anterior parecen imperceptibles, a bandera distinta, similares características.

Con menos perfil de militante, pero nacido de las filas de Libres del Sur, Gustavo Farquharson, continúa su carrera en la función pública y este medio se encarga de adelantar la posible designación en el INADI, comandado a nivel nacional por una de sus referentes políticas, la ex diputada Victoria Donda.

Aún restan definir varios puestos de la nómina kirchnerista, el caciquismo salteño intenta no perder vigencia tras décadas infames que han dejado la provincia en la preocupante realidad de 6 muertes por desnutrición, pobreza, cifras imparables en materia de violencia de género y femicidios. Con discursos renovados y caras frecuentemente vistas, el futuro de Salta no parece cambiar.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario