Incertidumbre en la paritaria municipal: “Los trabajadores no serán variable de ajuste”

Hasta el momento la intendenta Bettina Romero no recibió a la intergremial ni habló de la negociación salarial. Furia en los delegados que no descartan medidas de fuerza.

Se caldean los ánimos en el ámbito municipal ante la indiferencia de Bettina Romero, intendenta de la Ciudad de Salta. La jefa comunal no se reunió con los gremios y los trabajadores aspiran iniciar las negociaciones paritarias para el primer semestre. Los despidos propiciados por la nueva gestión alertaron a los referentes gremiales que exigen ser recibidos por Romero.

El silencio en los pasillos del Centro Cívico Municipal podría ser el disparador de una medida de fuerza. Para los referentes gremiales existen “irregularidades administrativas y atropellos laborales”.

“Los trabajadores municipales no serán la variable de ajuste de ninguna política de estado, ni pagarán con su salario las consecuencias de malas e irresponsables políticas anteriores, y si pretenden realizar ajustes no serán los trabajadores sobre los que recaigan”, reza el comunicado de la intergremial.       

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario