En un cerro de Salta, inauguraron un monumento a la corrupción y el daño ambiental

Un grupo de activistas apuntó contra funcionarios de la gestión municipal anterior en donde instalarían la ampliación del teleférico.

La ampliación del teleférico fue intensamente criticada y un grupo de activistas logró suspender las obras. Tras mucho tiempo de paralizada la construcción, desde la Municipalidad de Salta no anunciaron un saneamiento del daño ambiental ocasionado.

Este mismo grupo de jóvenes, realizó un acto en la cima del cerro conocido como “Ala Delta”, donde dejaron una placa en la que recordaban la gestión anterior y los funcionarios responsables del perjuicio.

“Hoy el Ala Delta está en peligro, su cima fue desmontada y arrasada de manera ilegal, violando las normativas que protegen a la reserva natural”, consideraron los activistas y añadieron “para frenar lo que especialistas consideran un “atentado ambiental”, inauguraron un monumento a “la piratería y la corrupción ecológica”.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario