¿Habrá indulto? Ley de Bosques y punto final

Greenpeace Argentina inició una nueva campaña contra el Gobierno de Salta para frenar el “perdón” definitivo a los desmontadores.

En menos de 30 días el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, podría permitir que los dueños de 32 fincas avancen con la destrucción de bosques nativos – ahora suspendida- si declara esos desmontes como legales (aun cuando arrasaron con áreas protegidas por la Ley de Bosques). Esto lo haría junto a las asociaciones de grandes productores agropecuarios, es decir, los mismos responsables del delito de destruir bosques protegidos van a juzgar si lo cometieron.

En lugar de cumplir con la Ley de Bosques, Urtubey prepara un “perdón” para los dueños de las fincas que desean obtener ganancias a costa del desmonte ilegal. Si esto sucede, se sentaría un precedente muy peligroso para que cualquier empresario destruya bosques por capricho. Entre las 32 fincas se encuentran La Moraleja S.A. (proveedor de Sprite) y la estancia Cuchuy de Alejandro Braun Peña (primo del Jefe de Gabinete e integrante de varias empresas de la familia Macri).

Destruir bosques es un crimen que no debe ser perdonado. El gobernador debe multar a los deforestadores y cancelar los 32 permisos ilegales que les otorgó para desmontar, no buscar excusas. Y las fincas desmontadas deben reforestarse. Pedile a Urtubey que no indulte a los destructores de bosques en el siguiente link: NO AL INDULTO.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario