Salta llevó un stand de Turismo a la Feria del Libro

El stand de la provincia prioriza la difusión turística y deja a los autores en segundo plano. Los escritores jóvenes, invisibilizados.

Una vez más, Salta forma parte de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. El stand de la provincia es el número 3031 y está ubicado en el Pabellón Ocre del gigantesco predio que la Sociedad Rural Argentina posee en el barrio de Palermo. Allí estará hasta el 14 de mayo, último día del evento que comenzó el 24 de abril.

El stand salteño es similar al que se montó el año pasado en la feria. Está cerca de la entrada que da a Plaza Italia, entre los puestos de Santa Fe y Jujuy. Nuestra embajada literaria está dividida en dos sectores bien diferenciados: uno para los libros y las presentaciones y otro para difusión del turismo en la provincia.

Quizás en este último punto radique la primera crítica: lo primero que se observa en el stand es a las promotoras vestidas con las impecables ropas de ese personaje contradictorio que es el gaucho con plata. Un vestuario similar al que usa el gobernador en cada desfile del 17 de junio. Las chicas reparten folletos con el mapa de la ciudad de Salta, postales del Tren a las Nubes y señaladores con letras de zambas y fotos de guitarreadas. En cambio, la zona más grande de libros está en segundo plano. Hay que ingresar para poder contemplar los títulos en exhibición.

Lo mismo sucede con el pequeño espacio para realizar las presentaciones de los autores: está escondido, fuera de la vista de la gente que pasea por los pasillos de la Feria. Al ser una muestra tan grande (para recorrerla completa se necesitan unas tres horas), es difícil captar la atención del lector curioso. Muchos de ellos están predispuestos a los descubrimientos y se detienen a escuchar una charla aunque no sepan de qué se trata. Pero para que eso pase tienen que toparse con el evento. Si el escenario no apunta hacia afuera, es complicado.

Es justo decir que priorizar el turismo no es algo exclusivo de Salta. Se percibe en varias delegaciones provinciales. Quizás la que menos difusión le da a sus autores desde lo visual sea San Luis, que presenta un stand en el que los libros están casi ocultos. Todo lo contrario es el puesto de Santa Fe, que desborda de libros y discos de músicos santafesinos. “Somos el único stand de provincias que realmente vende”, reconoce uno de los empleados.

El que ingrese al stand salteño se sentirá en la zona del Parque San Martín o en los estacionamientos de la Mendoza e Ituzaingó: por todos lados Güemes, Güemes, Güemes. Sólo faltará el voceo de los remiseros truchos. La literatura relacionada con el prócer es protagonista, casi un sinónimo de Salta. También hay una fuerte presencia de Manuel J. Castilla, homenajeado este año por el centenario de su nacimiento. Sus “Obras Completas” aparecen seguido y también está el excelente “El oficio del árbol”, que por un tiempo no se conseguía y que reúne los textos periodísticos del poeta, compilados por Alejandro Morandini.

Otra crítica: si bien la variedad existe (en los anaqueles conviven autores diversos), el stand transmite otra cosa. Pareciera que en Salta los escritores y poetas se terminaron hace rato. El folleto que ofrece la provincia con las actividades previstas por la delegación muestra fotografías de autores salteños que juntos suman unos mil años. Son todos viejos, digamos. De otra época. ¿No hay autores jóvenes representativos de Salta? ¿Existen y la cultura oficial los deja de lado y no los promueve?

¿Qué pasa con los autores independientes de Salta? Esos que escriben por afuera del deber ser de la salteñidad, organizan lecturas de poesía en bares y centros culturales, recitan y se autoeditan. ¿Por qué forman parte de la Expolibros que se hace en la Biblioteca Provincial pero no están en la Feria Internacional? Probablemente la responsabilidad de la ausencia sea compartida por las dos partes. Los escritores jóvenes (y no tanto: algunos andan por los 40) no son muy tenidos en cuenta por Cultura y ellos tampoco se preocupan demasiado por enviar su material a la Feria (la convocatoria este año se lanzó el 1 de marzo). Estaría muy bien que esos autores comenzaran a dominar los espacios consagrados y que el Ministerio de Cultura, Turismo y Deportes renueve un poco la imagen que ofrece de Salta: una pose cómoda y conservadora que se parece bastante a un reloj detenido.

Actividades

Las actividades que se realizarán en el stand salteño son las siguientes:

Hoy domingo 6 de mayo, a las 19 horas, se presentará el libro “Arte calchaquí: la buena vibra de la fibra”, de Jesús Casimiro. El autor estará presente.

El martes 8, a las 19 horas, Lita Mena Dib Ashur presentará sus poemas compilados en “Si la puerta se abriera”. Ese mismo día, a las 20, Florencia Zumaeta hablará sobre “El valor de sentir. Sensaciones de una mujer aquí y ahora”.

El miércoles 9, de 15 a 19 horas, se presentará la Enciclopedia Digital Interactiva Salta 2018. Edición de la Cámara de Diputados de la provincia y escritores asociados de la Academia del Folklore de Salta y del COFAR. Coordinará José de Guardia De Ponté.

También el 9 de mayo, a las 19 horas, se presentarán dos libros de Eduardo Medina: “Gertrudis Medeiro, la heroína de la Patria” y “El Progreso: historia del Ferrocarril desde la Batalla de Caseros hasta su arribo al departamento de General Güemes”.

El jueves 10, a las 18 horas, la Editorial de la Policía de la Provincia de Salta presentará el cuarto volúmen de “Crímenes Secundarios”, un compilado de cuentos y relatos.

El viernes 11, a las 15, se presentará el proyecto “Amar lo nuestro”. Libros infantiles de la fauna nativa, de Mariana Raposo, quien también brindará un taller para niños.

El mismo viernes, a las 19.30, Marcelo Sutti hablará de su libro “Insurrección de los Valles”.

Al día siguiente, Magdalena Colombo Murúa presentará “Palabras aladas”, su libro – CD.

También el 12 de mayo, pero a las 19 horas, Gloria Lisé introducirá a su libro “Donde el cielo besa la tierra. Biografía de Constanza Ceruti, la arqueóloga de Alta Montaña que descubrió las Momias del Llullaillaco”.

La última actividad prevista en el stand de Salta será la presentación, a cargo de Maria Eugenia Carante, de las crónicas de Patricia Patocco reunidas en el libro “Extraña y Circular”.

El Día de Salta en la Feria

Este jueves 10 será el Día de la Provincia de Salta. A las 20.30 se realizará un homenaje a Manuel J. Castilla en la Sala Jorge Luis Borges, el recinto principal de la Feria del Libro. Habrá un repaso por la vida del poeta, un espectáculo musical a cargo de Ana Issa, vinos salteños para compartir y la presencia de la Guardia de Honor de Gauchos de Güemes.

Castilla también será objeto de estudio y análisis del curso “Manuel J. Castilla: la poesía y la canción”, que se dictará el 7 de mayo a las 14 horas en la Sala Alfonsina Storni. Los docentes a cargo serán Leonor Fleming y Carlos Aldazábal. Para esta actividad se requiere inscripción previa en el-libro.org.ar.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario