Resistiendo aprietes: Greenpeace continúa frenando desmontes en Salta

El jefe de Gabinete intentó silenciar a la organización enviando una Carta Documento. Greenpeace decidió ignorar el intento de silenciar y siguió con su labor.

Meses atrás, Greenpeace regresó a Salta con un terrible anuncio. Braun Peña, primo del jefe de Gabinete Nacional había sido autorizado por el Gobierno de Salta a desmontar miles de hectáreas de un modo sumamente irregular, ya que estas corresponden a zonas protegidas dentro de las Áreas de Conservación determinadas en la Ley de Bosques.

La organización no gubernamental llama a todos a la preservación de los bosques y al compromiso ciudadano de proteger y hacer cumplir la Ley. En este escenario Marcos Peña envió una Carta Documento a la ONG con claros fines intimidatorios. Desde Greenpeace rechazaron este recurso y continuaron con su campaña antidesmontes.

Por parte del Ministerio de Ambiente, Trabajo, y Producción de la Provincia no hubo respuesta ni mención alguna sobre tan delicado conflicto. Paula Bibini luego de sus vacaciones en Dubai se mostró preocupada por la situación de productores y la invasión de langostas, ignorando completamente el reclamo de una de las organizaciones ambientalistas mas reconocidas del mundo.

El ex ministro Javier Montero sin presentar una posible salida al conflicto y tras un reparto de créditos amigos se convirtió en sindico General de la Provincia, sin hacerse cargo de una problemática que azotó Salta durante su gestión a cargo del Ministerio de Ambiente.

“En lugar de detener su crimen, NOS AMENAZA. Denunciamos al empresario Alejandro Braun Peña, primo de Marcos Peña y director de varias empresas de la familia Macri, por el crimen ambiental que está cometiendo en Salta” manifestaron.

Referentes de la ONG indicaron “en lugar de detener las topadoras que están destruyendo los bosques, nos amenaza con acciones legales” y agregaron “No nos vamos a callar. Seguiremos denunciando y exponiendo a todos los que atentan contra la vida y el bosque”.

 

Firma la campaña de Greenpeace

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario