La Federación Docente rechaza decretazo de Macri y exige paritarias

Ante el decretazo 52/2018 la Federación Nacional Docente, FND-CTA Autónoma, expresa su rechazo al intento del gobierno de Macri de poner fin a la Paritaria Salarial Docente. 

El gobierno pretende anular la Paritaria para imponer una vergüenza nacional: que una maestra cobre 11.400 pesos de inicial, como implica aplicar ese 20% más sobre el Salario Mínimo, cuando la canasta básica, reconocida por el gobierno, está por arriba de 16 mil pesos.

Así queda claro que, para Macri, el docente debe vivir en la pobreza, mientras las petroleras suben los precios sin reparo a niveles internacionales, acumulando riquezas junto a los demás sectores de poder que el macrismo protege, con una inflación que no para y degrada los ingresos sociales.

Este nuevo decretazo, que se suma al anterior con el que pretenden derogar casi 200 leyes y derechos como el de no poder embargar salarios, anula la discusión salarial nacional docente, reivindica la ley de transferencia de escuelas y docentes a las provincias sin presupuesto alguno; ratifica la idea del gobierno nacional de desentenderse de su responsabilidad de sostener el salario docente; además de tener que discutir el piso salarial nacional garantizado, igual que el aumento del Incentivo del 2018 y el Fondo Compensador -que en la práctica reducen- para las provincias que no llegan a ese piso.

Desde la FND aspiramos a paritarias libres, sin techo, con aumentos en un solo tramo, no en cuotas que licuan el aumento acordado, retroactivos a enero y no desde marzo; salario que debe ser indexado automáticamente por la inflación real. Reclamamos ser convocados a Paritaria Nacional para recuperar el atraso salarial que implica hoy un inicial por debajo de la línea de pobreza y un básico docente por debajo de la indigencia, con lo que no hay educación de calidad.

Luchamos por una nueva matriz salarial, donde todas las sumas estén en blanco, incluído el Incentivo, el que debe pasar al básico con fondos de Nación para que ese blanqueo no dependa de las finanzas de cada provincia. Un salario inicial que cubra la canasta familiar y garantice el acceso a los bienes culturales para que un docente pueda trabajar en un solo cargo, con no más de 20 alumnos.

Nos ponemos a disposición para encarar con CTERA y los gremios docentes de la CGT el rechazo a este atropello, en un plan de acción con medidas nacionales crecientes y resueltas democráticamente, si no se anulan los decretazos y se convoca a Paritarias. Y en rechazo de la represión que acompaña el ajuste, reclamando el desprocesamiento de los luchadores y la libertad a los presos políticos.

Al mismo tiempo ratificamos la necesidad de concretar la convocatoria a reunión nacional en febrero de todos los gremios, seccionales, directivos y agrupaciones de oposición al ajuste de los gobiernos. Para preparar el “no inicio” de clases 2018 si no se revierte está política. En demanda también de un aumento inmediato del Presupuesto Educativo al 10% del PBI para garantizar una educación de calidad y en rechazo a las reformas en curso del gobierno, en claro ataque a la escuela pública.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario