A más de 6 años comenzarán las pericias en el caso Daniel Solano

El 25 de enero comenzará la pericia que determinará si el cuerpo del salteño desaparecido desde hace seis años, está en un pozo de agua abandonado en Río Negro. El joven había viajado a la Patagonia para trabajar en la cosecha de manzanas y lo vieron por última vez el 5 de noviembre de 2011.

Un equipo de la empresa petrolera Perterser SRL vaciará el contenido del pozo de agua -ya seco- de la estancia La Manuela de Choele Choel el próximo 25 de enero de 2018 para buscar los restos del trabajador rural, Daniel Solano, desaparecido el 5 de noviembre de 2011.

Según estableció el juez de Garantía, Roberto Gaviña, los trabajos comenzarán a las 9 de la mañana con la presencia de los abogados de la causa, del papá de la víctima, Gualberto Solano, y del cura párroco de Choele Choel, Cristian Bonin.

La extracción del contenido del jagüel (pozo de agua de unos 80 metros de profundidad) fue una medida negada a la querella en varias oportunidades a lo largo de la investigación judicial. Finalmente, a 6 años de la desaparición del joven salteño y con un importante esfuerzo económico asumido por los querellantes, se realizarán los trabajos en el lugar.

Se trata de una pericia que es la más esperada (y temida) por los resultados que pueda dar. En el proceso penal que llegará a juicio en el mes de febrero de 2018, están firmes las imputaciones contra 7 efectivos de la Policía de Río Negro: Sandro Gabriel Berthe, Pablo Federico Bender, Juan Francisco Barrera, Pablo Andrés Albarrán Cárcamo, Pablo Roberto Quidel, Diego Vicente Cuello y Héctor César Martínez, acusados por tener distinto grado de participación en los delitos de “desaparición forzada de persona”, “vejaciones”, “abuso de autoridad” y “falsedad ideológica”, entre otros.

Hasta el momento se sabe que en la madrugada del 5 de noviembre de 2011, Daniel fue retirado -por la fuerza- del boliche Macuba de Choele Choel por los acusados. También se conoce que el joven participó activamente de un reclamo gremial junto a sus compañeros, todos trabajadores precarizados de la fruta. A partir de un dato que surgió en el año 2014, se señaló la estancia La Manuela ubicada en el km 977 de la Ruta Nacional 22.

En el último trimestre de este año, el actual juez de la causa aceptó el pedido de inspección del jagüel pero a condición de que la querella asuma el costo económico de 2 millones 700 mil pesos que pidió la petrolera Perterser para realizar las operaciones.

En ese contexto, el Gobierno de Río Negro ofreció aportar 1 millón y la familia inició una colecta a través del obispo de Viedma, Esteban Laxague, y del padre de Choele Choel, Cristian Bonin. Según pudo averiguar VDM Noticias, se lograron juntar 250 mil pesos más y el abogado de la familia, Sergio Heredia, aportará 1 millón 450 mil pesos para completar la cifra.

Una vez conocida la fecha de ingreso al campo, Heredia comentó la noticia a través de las redes sociales y dedicó un “eterno agradecimiento” para “todos aquellos seres humanos compasivos y maravillosos que colaboraron en la colecta que organizó el Obispado de Viedma para recaudar fondos para afrontar el costo de buscar los restos de un tartagalense asesinado hace seis años”.

“Vamos a ingresar todos al campo para extraer el contenido del jagüel y buscar los restos de Daniel Francisco Solano, trabajador guaraní de Misión Cherenta, asesinado por policías de Río Negro el 5 de noviembre del año 2011, después de ser sacado violentamente del boliche Macuba de la localidad de Choele Choel y asesinado por directivas de los dueños de la Empresa Agrosecha Argentina SRL para cubrir la estafa y explotación de cientos de obreros golondrinas que trabajaban tercerizados para la multinacional Expofrut”, sentenció.

(Fuente: VDM Noticias)

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario