El rol de los medios en una campaña vacía de contenido y propuestas

Las elecciones del domingo sellaron el pacto de no agresión, en medio de  un reparto discrecional de cargos. 

Si bien el resultado de la elección mostró un oficialismo provincial debilitado. Los medios de comunicación dejaron en evidencia un reparto discrecional. Con una importante nómina de denunciados, el pacto de no agresión que planteamos comienza en el grupo horizontes, empresa de los Romero que nuclea a diario El Tribuno y Radio Salta, entre otros.

Solo observando la forma de mostrar un renovado Urtubey, y con una participación mínima de los candidatos, los medios hegemónicos exhibieron algunas chicanas y un manto de silencio que transformó los clásicos misiles de la política salteña en chaskibum mojados.

Resta creer que el escenario tomó esta forma, a fin de analizar las chances de que el mandatario salteño pueda convertirse en presidente para el 2019. Sueño que se esfumó con los resultados que arrojó el escrutinio provisorio.

Del otro lado, los medios cercanos al Gobierno Provincial dejaron en el recuerdo los constantes ataques al ex gobernador Juan Carlos Romero y los elementos de este espacio. De esta manera, las causas que apuntan contra el actual senador nacional son solo el fantasma de una elección pasada.

Quien reforzó sus chances para el 2019 es el intendente capitalino. La fuerza que conduce Gustavo Saenz fue el único gran ganador que tuvo este proceso electoral, con la fuerte presencia de elementos del romerismo.

Sin penas ni gloria pasó esta campaña en medio de un silencio común que solo dejó en claro la facilidad con la que las agrupaciones políticas establecen acuerdos con los cuales controlar el reparto de las bancas legislativas. Así será como los salteños no deben perder el rastro de sus nuevos representantes, pues estos acuerdos se verán luego en el parlamento donde se cocinan leyes y normativas que rigen nuestra vida.

Sé el primero en comentar

Dejanos tu comentario